Health Spain , Salamanca, Wednesday, March 18 of 2009, 19:11

Los centros de salud de Salamanca inician un programa de detección precoz del cáncer gástrico

Es el quinto tipo de tumor en incidencia y tiene especial prevalencia en Castilla y León

Antonio Martín/DICYT Los centros de salud del área de Salamanca iniciarán a partir de abril un programa pionero en Castilla y León para el diagnóstico del cáncer gástrico en estadios iniciales. El trabajo, coordinado por los servicios de Aparato Digestivo y de Cirugía del Complejo Asistencial de la ciudad y por la unidad de Docencia e Investigación de la Gerencia de Atención Primaria de Salamanca, tiene por objetivos, además de diagnosticar el cáncer de estómago en las consultas de los centros de salud, disminuir la mortalidad de la patología, realizar la búsqueda activa de la población con mayor riesgo a padecer lesiones iniciales preinvasivas y a conocer la incidencia del cáncer gástrico y sobre todo lesiones premalingas en la provincia salmantina.

 

La acción consistirá en el establecimiento de un protocolo por parte de todos los médicos de familia con el fin de someter a una prueba de endoscopia a aquellos sujetos que presenten síntomas. Dos circustancias juegan a favor de esta decisión. En este momento, el servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario de Salamanca tiene una dotación absolutamente completa en endoscopia y ecoendoscopia y la posibilidad de extirpar cánceres incipientes vía endoscópica. Además, la tasa de mortalidad de cancer gástrico en Castilla y León es de 24'55 por cada 100.000 habitantes, muy superior a la media nacional, aunque con variaciones significativas por zonas básicas de salud. De este modo, contrasta la tasa de mortalidad de 5'19 por cada 100.000 habitantes de Vitigudino (Salamanca) y los 81'58 de Belorado (Burgos). En España, los tumores de estómago suponen el 6% de las defunciones por cáncer en hombres y el 6,3% en mujeres.

 

El origen de la iniciativa tuvo lugar en el departamento de Cirugía del Hospital Universitario de Salamanca. Allí, el jefe del departamento, Alberto Gómez Alonso, comprobó que los enfermos llegaban al ámbito quirúrgico, el principal tratamiento de los cánceres, "en un estadio bastante avanzado porque no se había activado la cadena sanitaria desde que surgen las primeras molestias". Casi el 60% de los pacientes con este tipo de cáncer llegaban en estadíos 3 y 4, "por lo que era difícil de curar". Entre 1999 y 2008, un total de 458 pacientes han sido operados en Salamanca a causa de un cáncer de estómago. La estadística muestra una estabilización del número de intervenciones por año. Así, en 1999, fueron 56 los casos, en 2003, 48 y en 2007, 46. "Estos datos nos obligan a actuar", reconocía Antonio Rodríguez, jefe de servicio de Aparato Digestivo. Se detectan unos 100 cánceres gástricos anuales.

 

Endoscopias en 15 ó 20 días

 

"El cáncer gástrico está un poquito olvidado y consume muchos recursos", se lamenta Rodríguez, para el que la única forma que tenemos de lucha es diagnosticarlo pronto. Esto equivale a poner en marcha la cadena sanitaria a través de la Atención Primaria. "Se trata de evitar que nos muramos de esto" ya que muchas veces el paciente adopta la "postura de la avestruz" ante el problema: no quiere saber que puede tener la enfermedad y se niega a someterse a controles médicos. Con la iniciativa, se dará vía rápida de petición de endoscopia deste Atención Primaria en estos casos, "en no más de 15 ó 20 días". Así, una vez que el paciente entre en el programa se encuadrará en un grupo de riesgo o se propiciará su salida a la vista de los resultados de las pruebas diagnósticas y se realizará un seguimiento de su situación. En esta misma línea se manifestaba el coordinador de la unidad de Docencia e Investigación de la gerencia de Atención Primaria de Salamanca, Alfonso Romero: "En el problema de detección precoz es clave la acción de los médicos de familia". El establecimiento del programa conlleva la formación de los médicos de familia, "para la actualización de todos los conceptos para la búsqueda activa de la enfermedad".

 

Con todo ello, uno de los objetivos es determinar en qué población tiene especial incidencia este tipo de cáncer. La población con mayor riesgo son aquellos pacientes con úlcera gástrica, aquellos expuestos a la infección del germen Helicobacter pylori o los que poseen antecendentes familiares de cáncer gástrico. La acción es inminente, pues en 10 días se trasmitirá la información a los centros de salud para comenzar las tutorías de formación a los médicos de Atención Primaria. Sin gran coste para la Administración autonómica, los resultados no están garantizados. "Contemplamos que el programa puede no servir para nada", advierte Rodríguez.