Health Spain Salamanca, Salamanca, Tuesday, April 17 of 2007, 18:26

La fisioterapia juega un papel fundamental en el tratamiento de la hemofilia

La asociación salmantina aprovecha el Día Mundial de la enfermedad para destacar un aspecto poco conocido de la dolencia

JPA/DICYT La fisioterapia juega un papel muy importante en el tratamiento de la hemofilia, según han querido destacar los responsables de la asociación salmantina de enfermos en el Día Mundial de la enfermedad, hoy, 17 de abril. Con la campaña Mejora tu vida pretenden concienciar de los beneficios que reporta el ejercicio a los hemofílicos, ya que fortalece los músculos ante las habituales lesiones musculoesqueléticas y hemorragias internas que caracterizan esta patología.

 

La hemofilia es una enfermedad hereditaria que se debe a la carencia o defecto de algún factor de coagulación, el llamado factor VIII en la hemofilia de tipo A y el factor IX en la hemofilia B. La formación de hematomas y el sangrado interno de las articulaciones son algunos de los síntomas más relevantes. En ese sentido, la fisioterapia adaptada a cada circunstancia puede aliviar el dolor, ayudar en la reabsorción hemorrágica y en procesos inflamatorios. En definitiva, con una condición física más adecuada, contribuye a prevenir lesiones y a mejorar la calidad de vida de los pacientes.

 

Pilar Sánchez, presidenta de la Asociación Salmantina de Hemofilia, ha explicado a DICYT que en los últimos años la sustitución de plasma humano por terapias génicas derivadas de la Biotecnología (los llamados tratamientos recombinantes) está eliminando el riesgo de contagio de enfermedades víricas en las transfusiones de sangre y mejorando la calidad de vida de los afectados. El principal problema sigue siendo el elevado coste de estos tratamientos denominados de segunda y tercera generación, de manera que muchos hospitales en España siguen apostando por el plasma, aunque así no se elimine por completo el riesgo de los virus.

 

40 pacientes en Salamanca
La hemofilia no es una enfermedad demasiado frecuente, ya que se calcula que en toda España apenas se sobrepasan los 4.000 afectados. En Salamanca, la asociación tiene contabilizados 40 y buena parte de ellos son socios. En la provincia, el centro de referencia es el Hospital Clínico Universitario, lugar donde los afectados acuden a pasar consulta y a recibir tratamiento.