Nutrition Spain , León, Thursday, July 14 of 2011, 17:02

Un programa de estimulación cognitiva tratará de retrasar los efectos del alzhéimer

El centro integral de León desarolla una intervención novedosa dirigida a personas en fases leves de la enfermedad

AMR/DICYT Un total de 112 personas con alzhéimer de la provincia de León se someterán a un programa de estimulación cognitiva con el que se pretende retardar los efectos de la enfermedad. Esta actuación se integra en el programación de la unidad de la memoria y está dirigido a personas en las fases leves de la dolencia neurodegenerativa. La intervención es fruto de un acuerdo de colaboración firmado entre la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de León y la obra social de Caja Madrid.

 

El proyecto se articula a través de una programación de talleres temáticos, que comprenden actividades de artes escénicas, estimulación cognitiva con nuevas tecnologías, revitalización y arteterapia, según informa la entidad financiera y recoge DiCYT. La fase leve del alzhéimer se caracteriza por que los pacientes conservan muchas de sus capacidades, lo que les hace susceptibles de obtener un mayor beneficio de una estimulación cognitiva adaptada a sus intereses.

 

El centro de atención integral para personas con alzhéimer de León es considerado pionero en su enfoque. En 2010, Obra Social Caja Madrid destinó un total de 450.000 euros para la puesta en marcha de este espacio de atención. Complementario al Centro de Referencia Estatal de Alzhéimer de Salamanca y de la Fundación Reina Sofía, cuenta con 340 plazas: 80 para el centro de día, 108 para la unidad de memoria, 48 para media estancia y 100 para el centro de formación para profesionales, familiares y voluntarios. Las instalaciones albergarán además un centro de investigación.

 

Desde 2002, la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de León y la entidad financiera han establecido diferentes líneas de colaboración. Juntos han puesto en marcha distintos programas con el objetivo global de la mejora de la calidad de vida de las personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer, la de sus cuidadores y la de sus familiares. Concretamente, además del citado centro, han llevado a cabo programas de respiro estival, autoayuda para familiares y enfermos y apoyo formativo a familiares en el entorno domiciliario, entre otros, con una dotación de 152.000 euros

 

En Castilla y León cerca de 47.500 personas tienen diagnosticada la enfermedad de Alzheimer, de los cuales cerca de 10.000 se encuentran en la provincia de León. Por ello, el nuevo centro tiene como objetivo ofrecer una atención de calidad a las demandas y necesidades sociosanitarias de las personas que padecen alzhéimer y otras demencias. Asimismo, constituirá una red de apoyo para las familias, al integrar la atención especializada de día con el respiro en estancia en fines de semana y festivos.