Health Spain , Salamanca, Tuesday, May 10 of 2011, 15:45

"La investigación es parte del compromiso de un médico con la sociedad"

La Universidad de Salamanca presenta el XVII Congreso de Cardiología de Estudiantes

JPA/DICYT La Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca ha presentado hoy el XVII Congreso de Cardiología de Estudiantes (CARES 2011), que se desarrollará desde mañana, 11 de mayo, hasta el próximo día 13, y cuyo contenido está relacionado con el síndrome coronario agudo, en sus formas de infarto agudo de miocardio y de angina inestable. Los expertos han destacado hoy que las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte a pesar de los esfuerzos en prevención y los avances en el tratamiento.

 

Cándido Martín Luengo, miembro del Comité Científico del congreso y director del curso extraordinario que también es este encuentro, ha explicado en declaraciones recogidas por DiCYT que "se ha ampliado la franja de población" afectada por estas dolencias, debido a que las sufren personas más jóvenes, de 40 y 50 años, y a que la población general vive más. Sin embargo, las nuevas estrategias para el diagnóstico precoz y para el tratamiento inmediato cuando ocurre un episodio de síndrome coronario agudo hacen que en los últimos años se haya reducido un 25% la mortalidad por infarto en Europa y en Estados Unidos.

 

En este contexto, los alumnos de Medicina organizan este evento casi único en España (sólo hay otro congreso de estas características más antiguo), en el que tendrán la oportunidad de presentar trabajos de investigación en torno al tema propuesto. "Uno de los objetivos más importantes es que el alumno entienda que un médico siempre está en formación continua", ha asegurado Cándido Martín Luengo, y que "la investigación es parte del compromiso que un médico debería tener con la sociedad".

 

El especialista ha comentado que aspectos como la edad avanzada, el colesterol, la diabetes, la vida sedentaria o la obesidad son factores de riesgo para padecer un síndrome coronario agudo. Cuando se presenta, es fundamental la reacción del paciente o su entorno y del sistema sanitario, sobre todo a través del servicio 112, que deberá hacer un diagnóstico inmediato y de los sistemas de alerta de los hospitales.

 

En esencia, el problema está en el estrechamiento de una arteria (arterioesclerosis) unido a la formación de un coágulo que la obstruye, lo que provoca que una parte del corazón no funcione, ocasionando arritmias letales, que pueden conducir a una parada cardiaca y a una muerte súbita. "Aunque últimamente la muerte súbita se relaciona con deportistas jóvenes, porque han aparecido algunos casos, la causa más importante es el síndrome coronario agudo", ha apuntado. Para reaccionar a tiempo es fundamental que el paciente sea atendido adecuadamente en las dos primeras horas.

 

Por ello, una parte importante del congreso es un taller de restauración cardiopulmonar y manejo de un desfibrilador semiautomático "que cualquier persona debería conocer para salvar vidas". En este sentido, el experto ha señalado que cuando se produce un episodio agudo de este tipo, caracterizado porque el paciente no responde, no respira y no tiene pulso, "basta con comprimir la parte inferior del esternón", puesto que se ha comprobado que no es necesario realizar la respiración boca a boca.

 

En este sentido, uno de los estudios realizados por estudiantes que se va a presentar en el congreso recoge que alrededor de la mitad de la población asegura saber qué hay que hacer ante un caso de este tipo. Sin embargo, aunque la muestra es superior a las 2.000 personas, "es posible que haya un sesgo porque buena parte de quienes contestaron a la encuesta pertenecen al sistema sanitario", de manera que el objetivo es ampliar este estudio para comprobar el conocimiento real de la población y, a partir de ahí, emprender campañas de información adecuadas.

 

Por otra parte, Martín Luengo ha criticado el hecho de que los créditos que se conceden en este curso no sean homologables en otras universidades, lo que hace que este año no acudan alumnos de fuera de Salamanca, una situación que, en su opinión, atenta contra el principio de universalidad de la Enseñanza Superior y fomenta la endogamia.