Health Spain , Salamanca, Thursday, February 17 of 2005, 18:37

La Fundación Samuel Solórzano financia una investigación sobre genes y procesos tumorales

El proyecto ha recibido 3.700 euros que el equipo de Rogelio González empleará en determinar qué papel desempeñan una decena de proteínas en los procesos celulares

AVPR/DICYT La Fundación Memoria de Samuel Solórzano Barriuso, adscrita a la Universidad de Salamanca, ha concedido una ayuda de 3.700 euros para 2005 al grupo de investigación que dirige el doctor Rogelio González Sarmiento, y cuya labor se desarrolla en uno de los laboratorios del Centro de Investigación del Cáncer. Los trabajos se centran en estudiar una familia de genes que los científicos denominan íkaros, y que son responsables de la expresión de entre 9 y 11 proteínas distintas de las que, según ha explicado a DICYT Rogelio González, "se desconocen sus funciones, aunque sospechamos que pueden estar implicadas en la trascripción de otros genes, relacionados a su vez con algunos tipos de leucemias".

El doctor González Sarmiento ha comentado que "seguramente los trabajos en esta línea de investigación se prolongarán el año que viene. Yo espero que la caracterización molecular del gen con el que estamos trabajando haya concluido en un año y medio".

En estos momentos el objeto de la investigación se ha concretado un poco más, ya que dentro de la familia de genes íkaros, los científicos se han concentrado en analizar una subfamilia de genes denominada helios. Los miembros del equipo que coordina Rogelio González piensan que una de las funciones que desempeñan las proteínas codificadas por dicha subfamilia de genes es regular la trascripción de nuevos genes. Estos, a su vez, parecen estar implicados en el desarrollo de determinados tipos de leucemias y algunas enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide.

Del laboratorio a los hospitales

Según advierte Rogelio González "en estos momentos los trabajos se encuentran en un nivel puramente molecular. Los procedimientos que nosotros aplicamos en el laboratorio consisten en clonar las variantes genéticas que queremos estudiar e inyectarlas en las células procedentes de un cultivo que nosotros mismos hemos desarrollado. Cuando las células reciben las proteínas que codifica el gen helios se producen una serie de cambios en el resto de procesos celulares. Lo que nos interesa es describir dichos cambios moleculares, y conocer qué funciones celulares concretas se ven afectadas".

Aunque la investigación se encuentra aún en un nivel muy básico, el profesor González Sarmiento asegura que "nuestro objetivo final, una vez superada la fase de estudio, es poder analizar cómo se manifiesta el gen helios en muestras procedentes de pacientes con leucemia pero esta será ya una segunda fase de nuestro trabajo".