Technology Spain , Valladolid, Monday, September 13 of 2010, 14:36

Investigadores de la Universidad de Valladolid desarrollan un sistema de análisis rápido de membranas

Se basan en una técnica novedosa capaz de determinar los poros existentes en una muestra nanométrica

Cristina G. Pedraz/DICYT El Grupo de Superficies y Materiales Porosos (SMAP) de la Universidad de Valladolid, unidad asociada al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) a través del Instituto de Ciencia y Tecnología de Polímeros, ha desarrollado un novedoso sistema para la caracterización de filtros de membrana, una tecnología en auge en los últimos años para la separación de sustancias, con el objetivo de optimizar este proceso. Con el método ideado son capaces de analizar todo tipo de membranas en el rango de la ultrafiltración (UF), que emplea poros de un tamaño comprendido entre 0’05 milímetros y un nanómetro, y la nanofiltración (NF), con un tamaño de poro inferior al nanómetro.

 

Según ha explicado a DiCYT Antonio Hernández, se trata de un sistema “único en el mundo” por lo que se encuentran en proceso de patente. El sistema se basa en la técnica de desplazamiento de líquidos, lo que permite “caracterizar membranas muy rápida y detalladamente, de modo que ahorra tiempo y trabajo”. La técnica determina los poros existentes en una muestra en el rango de los nanómetros, en concreto la distribución de tamaño de poros reales y abiertos al flujo.

 

El equipo, que se incluye en el Catálogo de Conocimiento y Tecnología Transferible de la Universidad de Valladolid (CyTUVa) enmarcado en el Proyecto T-CUE de la Junta de Castilla y León, está automatizado y cuenta con control por ordenador de todas las etapas de medida, así como el análisis de resultados, para diversas configuraciones de membrana.

 

En cuanto a las empresas que pueden estar interesadas en la nueva tecnología se encuentran las de producción y comercialización de membranas y las dedicadas al tratamiento de aguas. “Todas las aplicaciones industriales de la tecnología de membrana tienen mucho que ver con la conservación del medio ambiente, sobre todo porque estas técnicas consumen menos energía que los procesos tradicionales”, subraya el investigador.

 

La tecnología de membrana ha cobrado fuerza en las últimas décadas en cuanto a los procesos de separación, dado que evita el uso de productos químicos, entre otras ventajas. La membrana funciona como filtro, al dejar pasar ciertas sustancias y atrapar otras.

 

Origen del SMAP

 

El Grupo SMAP tiene su origen en la investigación en membranas del profesor Fernando Tejerina. Como detalla Antonio Hernández, el de la Universidad de Valladolid fue uno de los equipos científicos pioneros en esta línea a nivel nacional, comenzando su trabajo a principios de los 80 en torno a la termodinámica de procesos irreversibles aplicada a membranas. En la actualidad el SMAP está compuesto por unos 10 integrantes fijos de diverso perfil (físicos, químicos, ingenieros químicos, polimeristas) y otros 10 miembros fluctuantes entre doctorandos, estancias y personal contratado en torno a proyectos.

 

Desde sus inicios, la investigación que desarrolla el grupo ha evolucionado. En estos momentos realiza ciencia de materiales y procesos de diversa índole. “Estudiamos tanto el material, la membrana, como el proceso de transporte que tiene lugar en ella”, subraya el coordinador del SMAP. Así, estudian la física y química de las superficies y la porosidad, es decir, los tamaños de poro, desde la micra (la millonésima parte del metro) a tamaños inferiores al nanómetro (la milmillonésima parte del metro). La investigación que llevan a cabo se aglutina en dos grandes líneas: una centrada en los líquidos y otra en los gases.