Nutrition Argentina , Chubut, Friday, October 15 of 2010, 13:00

Ensayan con pinos españoles en la zona semiárida de Patagonia

La Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco trata de evitar el monocultivo del pino ponderosa

UNPSJB/DICYT Docente en la cátedra Fisiología Vegetal de la Facultad de Ingeniería, de la sede Esquel, de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB), Juan Enricci dirige conjuntamente con Héctor Gonda, el proyecto de investigación que aborda la introducción de especies nativas de España en nuestra región. El objetivo principal es lograr que estas nuevas especies acompañen al pino ponderosa que se utiliza en la región y de esta manera no propender hacia un monocultivo. 

 

El proyecto se inició en 2002 con objetivos “de largo alcance”, ya que esta previsto que concluya en 2016, explica Enricci y agrega que “estas nuevas especies hay que probarlas a campo por lo menos durante 12 años para poder sacar una conclusión definitiva.”

 

Las semillas de estas cinco especies de pinos se recibieron directamente de España y son: Pinus halepensis (pino carrasco); Pinus nigra (pino laricio); Pinus pinaster (pino nigral o resinero); Pinus sylvestris (pino albar) y Pinus pinea (pino piñonero).

 

Después de una etapa de casi 3 años en vivero ya están en campo, ubicados en plantaciones de la zona noreste de Corcovado así como en la zona este de Esquel. La particularidad de estos pinos es que están adaptados a la zona semiarida, no requiriendo tanta cantidad de agua para su crecimiento. En este sector el promedio de lluvias ronda los 500 milímetros, "asemejándose a la zona de origen en España”, cometa Juan Enricci.

 

El sistema productivo de este proyecto se hizo con el sistema tradicional, o sea, primero se hicieron los almácigos de semilla, se esperó durante un año que cada pino se desarrolle, para luego realizar el trasplante, el paso siguiente es el trasplante o repique que facilita el desarrollo de las raíces para posteriormente llevar los mejores ejemplares a campo.

 

En España, esta variedad de pinos se utiliza para la protección de las cuencas, así como de la fauna, del suelo y para la producción maderera. Vale destacar que no son pinos de rápido crecimiento, pero son resistentes a condiciones de sequía como sucede en el verano patagónico.

 

Los recursos humanos que participan en la investigación son de la Facultad de Ingeniería con sede en Esquel; los recursos para la adquisición de materiales y los gastos de funcionamiento cuentan con el financiamiento de la Secretaria de Ciencia y Técnica de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.

 

Los resultados del trabajo de investigación serán publicados como papers en todo el sistema científico tecnológico del ámbito nacional e internacional "a fin de hacer extensivo nuestra experiencia y obtener aportes de otros científicos,” concluyó Juan Enricci.