Health Spain , Valladolid, Tuesday, November 04 of 2008, 18:20

El IOBA desarrolla 19 líneas de investigación en torno a superficie ocular, cirugía refractiva, retina y glaucoma

Su director apuesta por concentrar los esfuerzos en pocos proyectos y afirma que las empresas que pueden hacer que la investigación en Oftalmología despegue no están en España

Yolanda González/DICYT El Instituto de Oftalmobiología Aplicada (IOBA) de Valladolid desarrolla actualmente un total de 19 líneas de investigación en torno a cuatro áreas: las patologías que afectan a la superficie ocular, la cirugía refractiva, las enfermedades de la retina, y el glaucoma. El centro, que ha inaugurado hoy oficialmente sus nuevas instalaciones en el campus Miguel Delibes, se ha convertido en un "ejemplo" de investigación de transferencia ya que, como ha reconocido su director, José Carlos Pastor, "estamos investigando en cosas que afectan a la gente".

 

Pastor ha apostado por "concentrar los esfuerzos en pocos proyectos de investigación a medio plazo, de tres a cuatro años" y ha insistido en que trabajan en torno a patologías como la retinopatía diabética, que afecta a una cuarte parte de los diabéticos y que se prevé sera una de las "plagas del siglo XXI", puesto que las previsiones apuntan a que la diabetes afectará al 12% de los europeos. El director del IOBA ha señalado además que, dentro de la labor investigadora del instituto, se están probando nuevos fármacos en fase III, que "no se comercializarán hasta dentro de uno o dos años".

 

En cuanto a las áreas de investigación, por un lado, el Grupo de Superficie Ocular, integrado en el Centro de Investigación Biomédica en Red en Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina (CIBER-BBN), trabaja en torno a cinco líneas centradas en la inflamación ocular crónica, con el objetivo de encontrar nuevas dianas terapéuticas que posibiliten el desarrollo de nuevos fármacos más potentes y específicos; la bioingeniería tisular para la reconstrucción de la superficie ocular, que persigue aumentar el rendimiento de los transplantes de superficie ocular, y la evaluación del potencial in vitro e in nivo de nuevos sistemas de administración sostenida de fármacos basados en biomateriales mucoadhesivos que servirían de nanotransportadores selectivos de los medicamentos.

 

Colaboración con Estados Unidos

 

Este mismo grupo participa además en un programa de investigación multidisciplinar denominado Ocular Surface Diseases Program, en colaboración con la empresa estadounidense Allergan INC, que tiene como objetivo aumentar el conocimiento sobre las enfermedades inflamatorias de la superficie ocular y buscar nuevas estrategias terapéuticas que puedan, al menos, detener su progresión. Concretamente, se están estudiando la alergia ocular crónica, los síndromes de insuficiencia límbica (déficit de células madre corneales) y el síndrome de ojo seco.

 

Precisamente esta última patología que, según ha expuesto el director del IOBA, afecta a un 10% de la población, centra otra de las líneas e investigación del instituto. En concreto, se están tratando de aportar más datos epidemiológicos y estudiando el impacto del uso de lentillas y sus productos de mantenimiento sobre la superficie ocular. En este sentido, este grupo de investigación ha definido nuevos genes de mucinas (glicoproteínas) en la superficie ocular y ha estudiado su alteración en el síndrome. Para continuar con estos estudios, el IOBA ha logrado financiación por parte del CDTI, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, que servirá para la construcción de una cámara de ambiente controlado.

 

Por otro lado, el Grupo de Cirugría Refractiva y Calidad de Visión (grupo de excelencia de la Junta de Castilla y León) centra sus investigaciones en torno a la miopía, desarrollando un modelo experimental de miopía forzada que sirve para evaluar los cambios celulares, moleculares y genéticos así como para la caracterización biofísica del ojo miope. Además, el grupo tiene desarrollados modelos experimentales animales para el estudio de nuevas técnicas quirúrgicas y modulación farmacológica de las mismas. Su tercera línea de investigación se centra en el estudio de la cicatrización e inflamación corneal del segmento anterior.

 

Retina y glaucoma

 

Por su parte, el Grupo de Retina trabaja en torno a la profilaxis de la vitreorretinopatía proliferante, la principal causa de fracaso de la cirugía de los desprendimientos de retina. Los investigadores han coordinado un estudio de identificación clínica de los pacientes de alto riesgo de desarrollar esta patología en el que han participado 18 hospitales y centros sanitarios de España y Portugal, y que ha conseguido estudiar a más de 1.000 pacientes con desprendimiento de retina. Además, se ha promovido un estudio multicéntrico para identificar los polimorfismos de genes asociados a la respuesta inflamatoria, a raíz del cual se ha patentado un método de predicción de riesgo de padecer la vítreoretinopatía proliferante.

 

Este mismo grupo trabaja además en terapia celular para la Degeneración Macular Asociada a la Edad. El objetivo aquí es lograr la recuperación anatómica y funcional de la mácula de los pacientes mediante el trasplante de células madre adultas procedentes de la retina del propio individuo. En este proyecto trabajan varios grupos de investigación, de forma que el trabajo del IOBA se centra en desarrollar una técnica quirúrgica segura para la obtención de las células madre.

 

El desarrollo de nuevas tecnologías para la medición de la presión intraocular y la evaluación de nuevos fármacos son algunas de las líneas de trabajo que sigue el Grupo de Glaucoma, que ha desarrollado además un programa de telemedicina para la detección precoz de esta patología examinando a más de 600 sujetos.



Las empresas clave para que despegue la investigación están fuera

El director del IOBA ha afirmado que "las empresas que pueden hacer que despegue la investigación en Oftalmología no están en Castilla y León ni en España". En este sentido, ha apostado por que las ayudas y medidas que se pongan en marcha para fomentar la transferencia de conocimiento e incrementar la colaboración entre la Universidad y el tejido empresarial tengan "una visión más universal", es decir, que no se incentive o permita la participación de empresas únicamente de ámbito nacional. Precisamente, una de las señas de identidad del IOBA es su alto índice de colaboración con empresas, que incluso en algunos casos como Novartis, Alcon, Bausch&Lomb, Steve o Topcon, ha permitido crear cátedras financiadas por las compañías. En cuanto a producción científica, sus grupos de investigación publicaron el año pasado un total de 20 artículos en revistas indexadas con índice de impacto y 13 en publicaciones sin índice de impacto.