Environment Brazil , Brasil, Friday, May 28 of 2021, 13:48

Los primates cambian su “acento” para evitar conflictos

Un nuevo estudio encuentra que una especie es capaz de adoptar las llamadas de otra especie en un territorio compartido

DICYT - Una nueva investigación ha descubierto que los monos usan el "acento" de otra especie cuando ingresan a su territorio para entenderse mejor entre sí y evitar potenciales conflictos. Publicado en la revista ‘Behavioural Ecology and Sociobiology’ , el estudio es el primero en mostrar que una especie de primate elige adoptar los patrones de llamada de otra especie para comunicarse.


El equipo investigó el comportamiento de 15 grupos de tamarino calvo (Saguinus bicolor) y tamarinos midas (Saguinus midas) en la Amazonía brasileña. Los primeros están en peligro crítico de extinción y habitan una zona muy pequeña alrededor de la ciudad de Manaos, mientras que los midas se encuentran en toda la región amazónica nororiental.


Los investigadores encontraron que, cuando grupos de tamarinos midas entraban en territorio compartido con los tamarinos calvos, adoptaban las llamadas largas utilizadas por estos. Los midas tienen una mayor flexibilidad vocal y usan las llamadas con más frecuencia que los calvos, y los científicos creen que podrían alterar sus llamadas para evitar disputas territoriales.


La autora principal Tainara Sobroza, del Instituto Nacional de Investigaciones de la Amazonia (Brasil), apunta que “cuando los grupos de tamarinos se mueven rápidamente por el bosque amazónico, a veces puede ser difícil distinguir las especies, pero durante nuestra investigación nos sorprendió descubrir que también suenan igual en las áreas del bosque en que conviven”.


"Descubrimos que solo los midas cambian sus llamados, y esto solo ocurre en lugares donde están juntos. No se sabe con certeza por qué sus llamadas convergen de esta manera, pero posiblemente sea para ayudar con la identificación al defender un territorio o competir por los recursos".


El coautor Jacob Dunn, profesor asociado de biología evolutiva en la Universidad Anglia Ruskin (Reino Unido), señala que, “hace mucho que sabemos que cuando especies estrechamente relacionadas se superponen en sus rangos geográficos, es probable que veamos patrones evolutivos interesantes. Un ejemplo famoso son los pinzones de Galápagos, estudiados por Darwin, cuyos picos evolucionaron para especializarse en diferentes alimentos de las islas para evitar la competencia”.


“En algunos casos, en lugar de divergir para volverse más diferentes entre sí, algunas especies estrechamente relacionadas convergen para mostrar rasgos similares. Nuestro estudio es el primero en mostrar una convergencia asimétrica de llamadas en primates, y que la llamada de una especie se puede convertir en 'lengua franca' en territorios compartidos”, agrega Dunn.


"Dado que estas especies de tamarinos dependen de recursos similares, es probable que cambiar sus 'acentos' de esta manera ayude a estos pequeños primates a identificarse entre sí más fácilmente en bosques densos, y potencialmente evitar conflictos", concluye.