Environment Colombia , Colombia, Tuesday, November 28 of 2023, 09:37

Los murciélagos vampiro se desplazarán al norte de continente americano

Una investigación realizada en Colombia muestra que los murciélagos vampiro vuelan hacia el norte en busca de climas estables y podrían establecerse en Estados Unidos

DICYT "Lo que encontramos fue que la distribución de los murciélagos vampiros se ha movido hacia el norte a lo largo del tiempo debido al cambio climático pasado, lo que se ha correspondido con un aumento de los casos de rabia en muchos países de América Latina", dijo Paige Van de Vuurst, estudiante del Programa de Posgrado en Biología Traslacional, Medicina y Salud de Virginia Tech.

 

Van de Vuurst es el autor principal de una investigación publicada recientemente en la revista Ecography que predice que los murciélagos vampiros, que actualmente sólo se encuentran en México y América Central y del Sur, están en movimiento y que Estados Unidos será un hogar viable dentro de 27 años. Los hallazgos concluyeron que con el cambio de estacionalidad (las diferencias de temperatura entre las estaciones más frías y cálidas), los murciélagos vampiros han ampliado sus ubicaciones en busca de climas más estables y templados.

 

El equipo de investigación, que incluyó estudiantes de pregrado y posgrado, también encontró que este alcance ampliado podría estar relacionado con un contagio de la rabia. Los murciélagos vampiros son conocidos portadores de rabia, una enfermedad conocida por sus altas tasas de mortalidad y a menudo considerada el patógeno más antiguo conocido por los humanos, que se remonta a 3.000 años.

 

América Latina está sintiendo actualmente el impacto de la rabia propagada a través de la pérdida de ganado, lo que ha generado temor a medida que se expanden los patrones migratorios de los murciélagos. El equipo de Virginia Tech tiene como objetivo identificar y rastrear vigorosamente a los murciélagos viajando a Colombia para ayudar a contener la propagación a otros países, incluidos Estados Unidos y su vital industria ganadera.


¿Por qué Colombia?


"Colombia es un país megadiverso, lo que lo convierte en un laboratorio natural perfecto", dijo Luis Escobar, profesor asistente en el Departamento de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de la Facultad de Recursos Naturales y Medio Ambiente. El país se jacta de tener el mayor número de colibríes y murciélagos, lo que se atribuye a su clima tropical y su proximidad al ecuador.

 

En colaboración con tres universidades locales (Universidad de La Salle, Universidad Distrital y Universidad del Tolima), el equipo colectivo viajó por toda Colombia para recolectar más de 70 muestras de especies de murciélagos. Esto incluyó una variedad de cambios geográficos y climáticos, desde las selvas cálidas y húmedas hasta partes frías y nubladas de la Cordillera de los Andes a las que solo se puede acceder en teleférico. Esto permitió al equipo obtener una variedad de muestras y observar cómo los cambios en el clima pueden cambiar la aparición de enfermedades en los murciélagos.

 

El equipo también exploró lugares en Colombia que anteriormente estaban cerrados a los científicos, incluido Chaparral, un municipio de la región del Tolima al que se le permitió comenzar a recibir turistas después del acuerdo de paz de 2016.

 

La investigación del equipo buscó abordar una brecha de conocimiento que limita la comprensión de la propagación de la rabia y su contagio de la vida silvestre a los humanos. Su trabajo tenía tres objetivos principales:

 

-Determinar el papel del hábitat y la mutación del virus en la propagación de la rabia a los humanos y al ganado en América Latina


-Identificar el efecto de los cambios en la biodiversidad en la propagación del virus de la rabia


-Investigar los factores geográficos y ambientales que influyen en la propagación de enfermedades transmitidas por murciélagos.


La experiencia


Esta experiencia de campo permitió que cuatro estudiantes de pregrado y dos de posgrado viajaran a Colombia.

"Existe una triste realidad en la investigación de la vida silvestre en este momento que a menudo exige una mentalidad de 'pagar para jugar', donde los estudiantes deben pagar por la experiencia de realizar trabajo de campo, especialmente trabajo de campo internacional", dijo Van de Vuurst.

 

Todos los gastos de los estudiantes, incluidos viajes, alojamiento y comida, fueron financiados a través de una subvención de la Fundación Nacional de Ciencias, Examining the Geography of Pathogen Spillover, otorgada a Escobar, un miembro de la facultad afiliado en el Centro de Investigaciones Emergentes, Zoonóticas y Antrópodas. Patógenos transmitidos y el Centro de Cambio Global. Van de Vuurst dirigió los esfuerzos de reclutamiento del equipo en todo el campus, logrando 30 estudiantes interesados de todas las disciplinas.

 

Antes del viaje a Colombia para estudiar los murciélagos vampiros, Escobar y su equipo se reunieron cerca de Duck Pond para revisar información crítica de seguridad y protocolos de muestreo de campo.

 

"Seleccionamos un grupo de estudiantes verdaderamente estelar y no podría estar más orgulloso de ellos", dijo Van de Vuurst.

 

Como estudiante universitaria, se le brindó la oportunidad de realizar una excursión internacional al Perú. “Ese viaje cambió mi vida y realmente me abrió el mundo de la ecología. Estoy muy contento de haber podido ofrecer ese mismo tipo de experiencia de investigación única en la vida a tantos estudiantes gracias al arduo trabajo y la generosidad de Luis”.

 

Para la estudiante Julia Alexander, fue una serie de primicias, incluida la primera experiencia de campo, la primera vez en un avión y la primera vez fuera del país.

 

Como parte del personal de investigación del Laboratorio Escobar, Alexander pudo estudiar la transmisión de enfermedades en murciélagos vampiros y otras especies de murciélagos locales, trabajando con comunidades locales en la región del Tolima. Para Escobar y Van de Vuurst era de vital importancia poder ofrecer la oportunidad de investigación internacional, sabiendo que los estudiantes universitarios generalmente no pueden participar en tal experiencia.

 

“No sólo aprendí valiosas habilidades de campo para mi carrera, sino también importantes lecciones de vida de cada desafío que enfrenté”, dijo Alexander. “Aunque este viaje no fue fácil, no cambiaría la experiencia por nada más”.

 

Cruzar fronteras para colaborar


No se puede subestimar el valor de construir una red de colaboración internacional, especialmente en términos de los puntos en común de tecnología, instalaciones y estudiantes entre Virginia Tech y sus socios internacionales.

 

De hecho, Escobar recibirá a Diego Soler-Tovar, profesor asistente de la Universidad La Salle, quien trabajará en el laboratorio de Escobar hasta finales de enero de 2024, para estudiar los factores que impulsan la propagación de la rabia en América Latina. "Todos tenemos un objetivo: generar muestras, nuevos datos y nuevos conocimientos", dijo Escobar.