Health Spain , Salamanca, Wednesday, April 28 of 2004, 17:56

La Universidad de Salamanca mejorará el equipamiento tecnológico del Servicio de Espectrometría de Masas

Con el objetivo de aumentar la precisión de las medidas que se realizan en compuestos orgánicos y analizar otras sustancias como las proteínas

AVPR/DICYT La Universidad de Salamanca adquirirá en breve un nuevo espectrómetro (un aparato utilizado para determinar y medir las sustancias de un compuesto), con el que pretende mejorar la calidad y precisión de los análisis que en la actualidad realiza el Servicio General de Espectrometría de Masas. La nueva tecnología, según ha asegurado a DICYT el responsable de este laboratorio, Cesar Raposo, "no sólo mejorará la precisión de las mediciones actuales, sino que además va a permitir analizar proteínas con mayor peso molecular que las que podemos llevar a cabo actualmente".

La empresa Applied Biosystems, que podría suministrar los nuevos equipos, ofrecerá mañana día 29 un seminario científico que bajo el título Nuevas tecnologías aplicadas al análisis de pequeños metabolitos y proteínas. El objetivo de este encuentro es dar a conocer las nuevas posibilidades que se han abierto en este campo. La charla tendrá lugar a partir de las 12:00 de la mañana en el Aula de Grados de la Facultad de Ciencias Químicas, y estará abierta a toda la comunidad universitaria.

La espectrometría de masas es una técnica de análisis que ayuda a determinar las sustancias que contiene un compuesto desconocido, especificando las cantidades en las que se encuentra cada una de ellas, o bien la estructura de otros que ya se conocen. Según explica Cesar Raposo, "esta técnica es aplicable a compuestos orgánicos, y más precisa cuando dichos compuestos presentan un bajo peso molecular". La espectrometría de masas no es, en general, aplicable a compuestos inorgánicos o insolubles, como los metales. Su campo de aplicación abarca todas las áreas donde sea preciso la identificación de compuestos, como por ejemplo en Química orgánica, inorgánica y agrícola, la Bioquímica, la tecnología de los alimentos y la Medicina.

 

3.000 muestras de encargo al año

El Servicio de Espectrmetría de Masas, que lleva funcionando desde 1999, realiza una media de 3.000 análisis anuales por encargo de empresas y de departamentos universitarios "aunque ha habido años que se han realizado hasta 6.000 pruebas", señala Cesar Raposo. En todo este tiempo se han recibido encargos que van desde analizar la concentración de aroma de manzana que se encuentra en el compuesto responsable del olor de esta fruta hasta determinar la concentración de los pesticidas presentes en unas muestras de agua. Otros encargos han llegado de institutos vinculados a la propia Universidad de Salamanca, como es el caso del análisis realizado para el Centro de Investigación del Cáncer. "Nos solicitaron que determinásemos la cantidad de un compuesto anticancerígeno que estaba presente en unas muestras de plasma". Se trata de averiguar la cantidad de esta sustancia que han absorbido las células, y la que queda transcurrido un tiempo. Por el momento el servicio cuenta con dos aparatos para realizar los análisis: un espectrómetro de masas de alta resolución, un sistema de cromatografía de gases-masas y otro de cromatografía líquida de alta resolución con espectrometría de masas, con los que se pueden realizar varios tipos de medidas.