Technology Colombia , Colombia, Thursday, July 14 of 2022, 14:08

La mosca negra, plato fuerte de una spin-off pionera

Un modelo de desarrollo tecnológico para la industria agropecuaria impulsado desde la Universidad Nacional de Colombia

UNAL/DICYT Miles de millones de moscas negras llegarían a ser el alimento básico de aves, cerdos y peces de la industria agrícola del país, según el modelo tecnológico de economía circular de una una spin-off pionera en Colombia.

 

Con la apuesta académica de “Insectos por la Paz”, que le proporciona a los excombatientes de las FARC un alimento económico e innovador para las tilapias que cultivan en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) Antonio Nariño, en Icononzo (Tolima), el equipo creador de esta iniciativa empezó a trabajar en un modelo de desarrollo tecnológico para la industria agropecuaria, que va camino a convertirse en una spin-off de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).

 

EntoPro es el nombre de dicha iniciativa, que pretende llevar la tecnología de la Universidad a los sectores productivos interesados.

 

La mosca soldado negra es un insecto parecido a una avispa que sigue ganando espacio en Colombia como alimento para aves, cerdos y peces, gracias a que contiene un porcentaje de proteína superior al 40 % y un contenido de grasa de 25 a 35 %, que compite con el nivel proteínico de la soya y la harina de pescado, los alimentos más utilizados en la zoocría.

 

Esta especie de alas traslúcidas y que abunda en los países de América –desde Argentina hasta el centro de los Estados Unidos–, se alimenta de desechos orgánicos convirtiéndolos en una rica fuente de proteína y micronutrientes.

 

La inquietud de introducir esta mosca como una opción alimenticia en la producción de peces partió del Centro de Investigación de Artrópodos Terrestres (Cinat) de la UNAL, dirigido por la profesora Karol Barragán, de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia.

 

La docente explica que “el desarrollo larvario de la mosca soldado negra (MSN, o BSF en inglés) se da entre los 12 y 37 oC, siendo el óptimo de 30 oC. Los adultos se alimentan de néctar de plantas y otros líquidos. Las hembras producen de 800 a 1.200 huevos en grandes lotes que depositan en grietas cercanas a sustratos orgánicos en descomposición”.

 

Las larvas son saprófagos polífagos –descomponedores y barrenadores– que se pueden alimentar de muchos tipos de materiales orgánicos, incluidos los residuos vegetales.

 

“Su producción se hace de manera controlada en jaulas, contenedores o bodegas, por lo que no proliferan en los espacios abiertos de las granjas”, explica el estudiante Julián Pineda, de la Maestría en Salud y Producción Animal.

 

Los logros alcanzados han convertido esta iniciativa en punto de referencia para otros países de América Latina interesados –como Chile, Argentina, Ecuador y Perú– que ya han consultado a la Universidad para implementar plantas productivas de mosca soldado en industrias de aves, cerdos y peces.