Health Colombia , Antioquia, Wednesday, September 16 of 2020, 15:06
#CovidNewsDiCYT

Fitoterapia, una posible alternativa para reducir la incidencia de COVID-19

Un estudio computacional indica que el extracto de la planta conocida como uña de gato podría inhibir la proteína que ocasiona la replicación del virus en el cuerpo humano

UDEA/DICYT Gracias a la invitación del profesor peruano Óscar Herrera Calderón, investigador de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Lima, el Grupo de Investigación Química de Plantas Colombianas de la Universidad de Antioquia lideró una exploración computacional para evaluar el efecto de los compuestos de la planta Uncaria tomentosa —conocida como uña de gato— sobre la COVID-19, más exactamente sobre la proteína Mpro, descubierta en el aislamiento del virus que lograron en China.

 

Este trabajo investigativo fue objeto de un artículo de la revista Evidence-based Complementary and Alternative Medicine. Según el profesor y doctor en Química de la Universidad de Antioquia, Andrés Felipe Yepes Pérez, este trabajo surgió ante la propagación del virus en América Latina, donde estudios anteriores han permitido comprobar que la planta uña de gato tiene propiedades antivirales.

 

"Estábamos encerrados, pero teníamos el conocimiento. ¿Qué hacer?". Esa fue la pregunta que se hicieron Yepes Pérez y los demás investigadores. La respuesta fue iniciar una aproximación computacional, como lo hacen muchas farmacéuticas. "El diseño de fármacos con un computador no es algo nuevo y ha tenido como resultado la creación de alrededor del 40 por ciento de los medicamentos actuales", explicó.

 

Tenían un buen punto de partida: los usos ancestrales que ha tenido esta planta como medicina y que hicieron que desde hace más de cuatro décadas se realizaran estudios de laboratorio los cuales llevaron a comprobar que el extracto etanólico —que se logra sumergiendo su tallo en etanol—, deriva en 26 compuestos bioactivos.

 

"Esta especie vegetal tiene grandes efectos antivirales. En Perú se utiliza la corteza para diferentes problemas inflamatorios que provienen de enfermedades crónicas degenerativas. El Seguro Social de Perú viene distribuyendo la corteza de dicha planta hace más de 20 años, como tratamiento alternativo", argumentó Herrera Calderón.


Trabajo computacional

 

Con la ayuda de un equipo denominado Súper Computadora, los investigadores iniciaron la exploración del efecto de cada uno de los compuestos de la Uncaria tomentosa en la función de la proteína Mpro. "Nos tocó esperar qué hacían los chinos, porque no entendíamos la enfermedad. Cuando descubrieron la proteína Mpro, que es usada por el virus para replicarse y para infectar, llegamos a una conclusión muy básica: hay que inhibir esa proteína", explicó Yepes.

 

En esta comprobación jugó un papel fundamental el francés Jean Didier Maréchal, profesor asociado en Química Física en la Universidad Autónoma de Barcelona, con especialidad en Química Computacional, que puso a disposición los equipos para hacer esta aproximación virtual. "Lo que sugiere el trabajo computacional es que la planta uña de gato podría ser una herramienta para afrontar la pandemia de la covid-19, pero obviamente estamos en una etapa teórica", manifestó el investigador francés.

 

El gran hallazgo fue que la mayoría de los compuestos del extracto de la planta tuvieron mejores resultados computacionales que un medicamento antiviral de referencia como el Rendecivir. Esto quiere decir que dichas sustancias afectarían de manera significativa las funciones de replicación y virulencia de la covid-19, debido a la inhibición de la proteína Mpro.

 

"Tenemos que dejar muy claro que es una aproximación computacional, que espera que estos compuestos puedan disminuir la acción negativa de la covid-19 en los humanos, pero faltan los estudios in vitro en un laboratorio, que esperamos se puedan hacer en el menor tiempo posible", concluyó el profesor de la Universidad de Antioquia.

 

 

Referencia
El artículo que describe los avances de esta investigación fue aceptado por la revista Evidence-based Complementary and Alternative Medicine. El pre-print del artículo se puede consultar en link: https://www.preprints.org/manuscript/202006.0326/v1