Social Sciences Mexico , Quintana Roo, Monday, July 06 of 2020, 13:38

Encuentran unas minas de ocre en unas cuevas actualmente sumergidas en México

Tienen unos 11.000 años de antigüedad, lo que las sitúa en un periodo remoto en el poblamiento de América del que se conoce todavía muy poco

DICYT - Un equipo multidisciplinar de investigadores de Estados Unidos, México y Canadá ha encontrado evidencia de minería de ocre en unas cuevas actualmente sumergidas bajo el agua en Quintana Roo, en México, que datan de hace aproximadamente 11.000 años. El hallazgo se ha publicado recientemente en la revista ‘Science Advances’.

 

El hallazgo tiene su origen en el trabajo del Centro Investigador del Sistema Acuífero de Quintana Roo (CINDAQ), que cuenta con una amplia experiencia en el estudio de los ríos subterráneos de esta zona de la península de Yucatán. Los investigadores de este centro han realizado más de 15.000 inmersiones y utilizan la tecnología más avanzada para localizar, mapear y documentar las cuevas.

 

“A medida que exploramos, nos encontramos con muchas cosas que pueden ser de interés para la comunidad científica. Nuestro equipo sirve como los ojos y las manos de la comunidad científica en este entorno desafiante. En abril de 2017, estábamos creando un mapa del sistema de cuevas Sagitario cuando encontramos un pasadizo previamente inexplorado. La exploración de este pasaje condujo al descubrimiento del sitio ‘La Mina’. Debido a nuestro apoyo y participación en el proyecto Hoyo Negro, tuvimos un equipo de científicos disponibles de inmediato para ayudarnos a interpretar el sitio y confirmar que hubo actividad minera”, detalla a DiCYT Sam Meacham, investigador y explorador de cuevas y fundador del CINDAQ.

 

Roberto Junco, jefe de La Subdirección de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México y coautor del trabajo, afirma que se trata de "evidencia muy antigua de minería dentro de las cuevas sumergidas de Quintana Roo para extraer ocre, un pigmento mineral que abre múltiples hipótesis para conocer más sobre los humanos de un periodo tan remoto en el poblamiento de América, del que sabemos todavía muy poco”,


Junco agrega que “fechar la actividad y su duración con diferentes métodos ha permitido situar la actividad en torno a 10.000-12.000 años antes del presente”. Además, “conocer el volumen de la extracción permitió entender la magnitud de esta empresa”.

 

Un recurso mineral con multitud de usos


Brandi MacDonald, profesor en el Laboratorio de Arqueometría de la Universidad de Missouri, señala que la falta de sitios arqueológicos con artefactos ocres de la misma edad en esta área de la península de Yucatán hace que no se tengan datos del uso final de este ocre. Sin embargo, por otras áreas de América del Norte, se sabe que las comunidades paleoindias lo usaron para una multitud de propósitos. “Por ejemplo, se utilizó en prácticas mortuorias (enterradas con los fallecidos) y como pigmento mineral para pintar arte rupestre, herramientas de piedra y otros objetos. También sabemos que podría haber desempeñado un papel en algunos aspectos tecnológicos de la vida cotidiana, como curtir las pieles o la medicina”, detalla.

 

Uno de los datos más interesantes del ocre de ‘La Mina’ es que tiene un alto contenido en arsénico (hasta 4.000 partes por millón), lo que indica que habría sido eficaz como repelente de insectos para combatir plagas. “Aunque no podemos conocer la gama completa de uso del ocre durante el Pleistoceno tardío, nuestro estudio refuerza la idea de que el ocre era un recurso mineral muy valioso, lo cual es consistente con la evidencia arqueológica durante el Paleolítico en todo el mundo”, concluye MacDonald.
 

 

 

Referencia
MacDonald, B.L. et al. (2020). Paleoindian ochre mines in the submerged caves of the Yucatán Peninsula, Quintana Roo, Mexico. Science Advances. https://doi.org/10.1126/sciadv.aba1219