Social Sciences Guatemala , Guatemala, Wednesday, April 03 of 2019, 13:40

El tráfico de cocaína se extiende cada vez a más zonas de Centroamérica

Un estudio apunta que los contrabandistas se adaptan a los esfuerzos gubernamentales por combatir el tráfico de drogas, extendiendo sus redes a nuevas áreas

DICYT - Los esfuerzos para reducir el flujo de cocaína desde Centroamérica hacia Estados Unidos han originado que las operaciones de narcotráfico se generalicen y sean más difíciles de erradicar, según un nuevo estudio publicado en ‘PNAS’.


Los investigadores han desarrollado un modelo informático llamado ‘NarcoLogic’ que muestra cómo los traficantes de drogas responden a las tácticas y estrategias de intercepción. Se diferencia de los enfoques anteriores porque modela dinámicas de tráfico a nivel local y de red al mismo tiempo.


El modelo encontró que el “juego del gato y el ratón” en el contrabando de cocaína y las estrategias de intercepción del gobierno de Estados Unidos dan como resultado un área geográfica más grande para el tráfico de drogas.


"Este trabajo demuestra que las estrategias de lucha contra las drogas por el lado de la oferta por sí solas son, en el mejor de los casos, ineficaces y, en el peor, intensifican el problema del tráfico", asegura Nicholas Magliocca. "Estas redes han demostrado su capacidad para adaptarse a los esfuerzos de intercepción, identificando y explotando en respuesta nuevas rutas de tráfico".


Los esfuerzos realizados por Estados Unidos para evitar que los narcóticos ilegales ingresen al país por rutas de contrabando a través de Centroamérica durante las últimas décadas han sido costosos e ineficaces. Los traficantes adaptan sus rutas y modos de tránsito, y ajustan sus redes para explotar nuevas ubicaciones.


Los enfoques actuales para estudiar o modelar la cadena de suministro de cocaína pasan por alto la zona de tránsito entre la producción en América del Sur y los usuarios de drogas en América del Norte.


Los investigadores utilizaron fuentes de datos no clasificadas que describen el volumen y el tiempo de los flujos de cocaína en las zonas de tránsito de América Central. Según Magliocca, las rutas de tráfico no están mapeadas ni se conocen, pero muchas instituciones gubernamentales, militares y académicas han intentado inferir ubicaciones de rutas basadas en evidencia circunstancial o inteligencia clasificada.


El equipo desarrolló un modelo geográfico basado en agentes para investigar los procesos de toma de decisiones de los contrabandistas y los efectos en las redes de tráfico de cocaína, así como la forma en que las redes se adaptan a los esfuerzos de intercepción.


"Este modelo proporciona un laboratorio virtual para explorar estrategias y escenarios de intercepción alternativos y para comprender las consecuencias no deseadas en el espacio y el tiempo".


El modelo demostró que el tráfico de cocaína está generalizado y es difícil de erradicar debido a la prohibición, y el aumento de la prohibición continuará extendiendo el tráfico a nuevas áreas, lo que permitirá a los traficantes continuar moviendo drogas hacia el norte. Y una red más amplia es más costosa de monitorear.


El modelo ayudará a Magliocca y a otros investigadores de las universidades de Alabama y Ohio a investigar la efectividad de estrategias alternativas de intercepción a través de un proyecto apoyado por la Fundación Nacional de Ciencia.