Social Sciences Spain , Burgos, Friday, July 31 of 2020, 11:47

#DiarioDelDolmen Jueves de laboratorio y el hallazgo de un añadido moderno en el túmulo

Blog de la Campaña de excavaciones 2020 en el dolmen de 'El Pendón' (Reinoso), dirigidas por el equipo del catedrático de Prehistoria Manuel Rojo Guerra (UVa)

Mientras el resto del país está padeciendo una ola de calor de cierta consideración, aquí, en el dolmen de El Pendón, mantenemos el tipo incluso con un poco de frio por la mañana y a última hora de la tarde. La ubicación topográfica del monumento se halla sobre la culminación de la paramera al sur del núcleo de población, sobre un ligero promontorio donde el aire sopla y sopla…parece que es el lugar donde da la vuelta y como se demuestra en las fotografías a última hora de la tarde se forman unas tormentas de cuidado.


Este año dedicamos los jueves al trabajo de laboratorio. Se trata de una labor esencial en el devenir arqueológico pues las financiaciones suelen cubrir solo el trabajo de campo mientras que el posterior estudio y trabajo de laboratorio debe abordarse con otros fondos que casi nunca logramos obtener. Por esa razón todo el trabajo que llevemos adelantado obra en favor del éxito de la propia investigación y de la posibilidad de obtener resultados que, de otra manera, tardarían años en ver la luz.


Todo el equipo se afana en las labores propias de registro, limpieza, siglado, inventariado del material y poner al día la documentación fotogramétrica de estructuras, plantas y secciones.


Como trabajo arqueológico propiamente dicho en el dolmen destacamos la limpieza de todo el sector oriental del túmulo, lo que está justificando sobremanera esta tarea tan dura y, por momentos tediosa. Y ello es así porque estamos descubriendo que existe un añadido moderno en todo el sector sureste que llega hasta el metro y medio de diámetro y que corresponde a labores de destrucción del túmulo en épocas recientes dados los hallazgos de fragmentos de suelas de zapatos con clavos y vidrios.

 

En ese lugar, las piedras están complemente sueltas y la tierra se introduce entre los intersticios dificultando la tarea de limpieza. En todo caso, una vez que registremos este evento como una UE diferente y documentemos todo el añadido, procederemos a retirar las piedras hasta dejar el perímetro original de lo que queda del túmulo en ese sector. De esta manera tendremos perfectamente delimitado todo el perímetro tumular lo que nos ayudará en la tarea de consolidar y ambientar todo el conjunto en aras a otorgarle una función social basada en criterios científicos.