Social Sciences Spain , Burgos, Friday, July 24 of 2020, 13:50

#DiarioDelDolmen: Días de tormenta y la llegada del «arqueólogo total»

Blog de la Campaña de excavaciones 2020 en el dolmen de 'El Pendón' (Reinoso), dirigidas por el equipo del catedrático de Prehistoria Manuel Rojo Guerra (UVa)

La campaña de excavación prosigue inexorable. Definitivamente y con toda la ansiedad por nuestra parte, se incorporó el «Arqueólogo total», Hector Arcusa. La verdad es que nuestro equipo es diferente desde que contamos con su presencia y algo nos falta cuando él no está. Al fin llegó después de estar durante varios meses en otros trabajos arqueológicos y su presencia nos hace felices…es una figura clave de nuestro equipo.

 

Dos labores esenciales se han desarrollado hasta el momento; la excavación del túmulo y las tareas de topografía del mismo. Chema, Victor y Piyi han realizado un trabajo ejemplar con la finalidad de conocer y, sobre todo documentar, la estructura constructiva del túmulo en su sector nororiental. Su limpieza y documentación será también clave para ambientar y poner en valor este aspecto importante de la estructura del monumento. Nuestra intención es dejarlo al descubierto para que contraste con el aspecto definitivo del mismo que se conservará en el otro sector no excavado.

 

El osário, hasta ahora la joya de la corona del monumento, sigue aportando sorpresas. La densidad de huesos se hace más patente conforme se excava, aparecen algunas conexiones anatómicas parciales, se corrobora una elevada presencia infantil. En el futuro tenemos planteada la realización de un exhaustivo trabajo de investigación sobre el ADN de esta población y de otras vecinas de la misma cronología excavadas por nosotros, por lo que cada mandíbula que hallamos en perfecto estado (que son muchas) sufren la extracción de dos muelas para su posterior análisis tanto genético como cronológico. Sin duda, ese será uno de los grandes retos que nos plantearán los inhumados en esta increible tumba.

 

Pero como los que siguen este blog ya habrán comprobado, el monumento se enclava en un lugar privilegiado dentro de su entorno, con amplias visibilidades y control territorial. Esta huella indefectible en al paisaje es testigo de la furia da la naturaleza y, hasta de su belleza oculta. En estos días de calor húmedo intenso, las tormentas se hacen especialmente bellas y aterradoras desde el monumento…la imagen que os colgamos es buena muestra de ello.