Health Spain , España, Wednesday, December 07 of 2022, 10:08

De la estética a la cura de enfermedades: los sorprendentes usos de las lentillas

La idea de que las lentes de contacto solo sirven para sustituir a las gafas ha quedado atrás, ya que están empezando a ofrecer nuevas soluciones terapéuticas, estéticas y tecnológicas

DICYT Más de la mitad de la población necesita utilizar algún sistema de corrección visual, gafas o lentes de contacto. De hecho, las lentillas tienen una importante cuota de mercado entre las personas que sufren algún problema de visión y por eso, tradicionalmente, solo pensamos en ellas como una alternativa al uso de las gafas. Sin embargo, hoy en día, con el avance de la investigación científica y de la tecnología, sus aplicaciones se han multiplicado. Por sorprendente que pueda parecer, son terapéuticas, pueden medir aspectos clave de nuestro estado de salud y tener una novedosa función estética.


Basta con echar un ojo a páginas como visiondirect.es para ver la enorme variedad de lentes de contacto que nos ofrece el mercado. Pero ¿qué hay más allá de la corrección de defectos como la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía? Es evidente que el aspecto estético es uno de los motivos que nos puede impulsar a hacernos con ellas. Sí, incluso si no necesitamos corregir ninguno de estos defectos, podemos comprar lentillas azules sin graduar. Si lo preferimos, también pueden ser verdes, moradas, marrones, grises o de color avellana. Sin duda, los ojos son esenciales la imagen de una persona y no es extraño jugar con este elemento como una parte más de nuestro estilo personal.


Sin embargo, hay usos mucho más increíbles. Ya hay lentes de contacto que nos permiten monitorizar nuestro estado de salud. ¿Cómo? Analizando los niveles de glucosa que, no solo se pueden medir en la sangre, sino también en las lágrimas. Sin duda, las grandes beneficiadas son las personas diabéticas, que necesitan controlar su azúcar. Sin que tengan que hacer nada (nuestros ojos producen lágrimas continuamente para estar hidratados), este tipo de lentes de contacto cuenta con una capa de sensores y chips que detecta la cantidad de glucosa. Los datos se envían a través de una antena más delgada que un cabello y permiten avisar por medio de otro dispositivo si las cifras se salen de lo normal.


No menos interesante es el uso terapéutico de las lentillas. Básicamente, se trata de aprovechar el contacto directo con el ojo para que formen parte de algún tipo de tratamiento: curar heridas de la córnea, mejorar los problemas de ojo seco o tratar edemas y úlceras corneales. En esta línea, se está avanzando mucho en la utilización de lentes de contacto como reservorio de fármacos. Es decir, que contienen un medicamento y lo liberan poco a poco, provocando menos daños que con otras alternativas.


Finalmente, en la era de los wearables no podían dejar de aparecer las “lentillas inteligentes”. Es cierto que, por el momento, nada parece que pueda llegar a sustituir a la pantalla de nuestros teléfonos móviles, pero en los últimos años se han desarrollado muchos otros gadgets, desde gafas a relojes inteligentes. Lo más novedoso en este campo son las lentes de contacto. ¿Qué utilidad podrían tener? Imaginemos que tenemos que hacer una presentación o dar un discurso y nos aparecen las frases en nuestro campo de visión gracias a las lentillas de tenemos puestas. El tiempo dirá si triunfan.