Technology Spain , Salamanca, Thursday, June 16 of 2011, 14:34

Científicos europeos ponen en común los retos de la tecnología del láser de petavatio

España apostará por ser la sede del láser más potente de la historia, dentro del gran proyecto europeo ELI

José Pichel Andrés/DICYT Expertos europeos se dan cita hoy en Salamanca para participar en la segunda reunión anual del 'Networking Activity on Ultra—High Intensity Ultrashort Lasers' (ANUUL) y poner en común los retos de la tecnología de los láseres de petavatio, entre los que se encontrará el del Centro de Láseres Pulsados Ultracortos Ultraintensos (CLPU), con sede en Salamanca, cuyas instalaciones se encuentran en construcción. La reunión incluye a representantes de los países europeos más avanzados en esta tecnología, como Reino Unido, Francia y Alemania, así como de los tres que acogerán el gran proyecto ELI (Extreme Light Infraestructure), que construirá en los próximos años los láseres más potentes del mundo en República Checa, Hungría y Rumanía. Los científicos españoles han reiterado su aspiración a que la cuarta pata de esta iniciativa europea tenga su sede en España. 

 

Luis Roso, director del CLPU, ya hizo pública esta aspiración en la colocación de la primera piedra de la sede del futuro láser de petavatio, el pasado mes de febrero, cuando citó expresamente la opción de que Salamanca acogiera el mayor proyecto de esta tecnología en la historia. Al margen de la sede concreta, los científicos sí tienen claro que los poderes políticos españoles deberían apostar por el proyecto y proponérselo a Europa, según ha explicado a DiCYT Ricardo Torres, investigador del CLPU que se ha encargado de organizar la jornada de hoy.

 

Extreme Light Infraestructure (ELI) es iniciativa en la que participan 13 países y que busca adentrarse en las fronteras de la Física con la construcción láseres de 100 petavatios. "Es romper fronteras, como en una competición deportiva, para buscar los límites de lo conocido en Física Nuclear o en materiales", afirma Ricardo Torres, un proyecto emblemático que puede compararse con el CERN. Por razones políticas y económicas, ya se ha decidido que tres países sean la sede de ELI de forma conjunta: República Checa, Hungría y Rumanía, mientras que la cuarta instalación de este proyecto sería el gran láser del futuro que "queremos traer a España", insiste el especialista.

 
Hasta el momento, los láseres de un petavatio se sitúan entre los más potentes del mundo y uno de ellos tendrá su sede en Salamanca tras la construcción de las instalaciones necesarias, que concluirán en unos dos años dentro del Campus Científico de la Universidad de Salamanca. Un petavatio son mil millones de millones de vatios (en números, 1.000.000.000.000.000 vatios), mientras que el proyecto ELI aspira a multiplicar por 100 esta potencia.

 

Los retos tecnológicos

 

Sin embargo la tecnología de petavatio ya es tan avanzada que la propia construcción y funcionamiento de un láser de este tipo ya supone unos reto tecnológicos extraordinarios, que han sido los protagonistas de esta reunión, titulada 'New European PW laser facilities: perspectives and challenges'. "Quienes se ocupan de desarrollar la tecnología del láser de petavatio se enfrentan a problemas tecnológicos comunes", declara el experto. Por ejemplo, el láser de Salamanca será de pulsos muy cortos en el tiempo y muy intensos de potencia, pero esto plantea lo que técnicamente se denomina "contrate pre-pulso", que consiste en que antes de que venga el pulso se producen otros pulsos pequeños que perturban el proceso. "Es como si quieres concentrar toda la energía en una gran ola, un tsunami, y antes se produce una ola pequeña que ya está alterando la situación", pone como ejemplo Ricardo Torres.

 

Otro problema está en la calidad del haz de luz, que depende de la intensidad y de cómo concentrarlo. Además, otro gran reto es sincronizar los láseres en escalas de tiempo tan diminutas como las que abarca el pulso emitido, del orden de femtosegundos (un femtosegundo es 0'000.000.000.000.001 segundos).

 

Para superar todas estas dificultades, representantes de varios países "buscan ideas y soluciones comunes" en reuniones periódicas como la que se celebra hoy en Salamanca. Los proyectos de láser de petavatio que ya están funcionando o que están más avanzados que el de Salamanca se ubican en Reino Unido, Francia y Alemania, mientras que el proyecto ELI de República Checa, Hungría y Rumanía. Todos estos países están representados en la jornada de hoy con la ponencia de uno de sus expertos, salvo en el caso de Alemania, que acapara tres ponencias. A ellos hay que sumar las intervenciones de Luis Roso, por parte de España, y de Nelson Lopes, del Instituto Superior Técnico de Portugal.