Environment Perú , Perú, Monday, February 14 of 2022, 17:27

Botánicos descubren cuatro nuevas especies de plantas suculentas de Huancavelica y Junín

Con este estudio, los autores realizan un aporte significativo a la poco conocida flora del departamento de Huancavelica

UNMSM/DICYT En un reciente estudio se han dado a conocer cuatro especies nuevas de plantas de la familia Crassulaceae para Perú: Echeveria incaica, Echeveria ostolazae y Sedum xerophilum, del departamento de Huancavelica, así como Echeveria intiwayta del departamento de Junín. Además, se incluyó una actualización de las Crassulaceae del departamento de Huancavelica.

 

La investigación fue realizada por Guillermo Pino, investigador asociado de la División Botánica del Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos; Andrés Alcalá, de la Sociedad Peruana de Cactáceas y Suculentas; Daniel Marquiegui, de la Universidad Nacional de Salta, Argentina; e Iván Payano, de la Universidad Nacional del Centro del Perú.

 

De acuerdo con la investigación, Echeveria incaica es una hierba suculenta solitaria, de tallo grueso con hojas dispuestas en espiral formando rosetas. Fue hallada en Tayacaja, Huancavelica, cerca del límite con Junín, a 3.076 metros de altitud, y es conocida localmente por el nombre quechua “Qishpisisa” (flor brillante). Su uso como planta curativa ha producido la reducción de las poblaciones en su hábitat.

 

Echeveria ostolazae y Sedum xerophilum son hierbas suculentas halladas en la provincia de Castrovirreyna, Huancavelica. La primera, tiene forma de roseta, de hasta 35 centímetros de diámetro, y crece de manera solitaria sobre el musgo o entre las rocas entre los 2.500 a 4.000 metros de altitud.

 

Fue vista por primera vez en 2002 por Carlos Ostolaza, médico y botánico, experto nacional y autoridad en cactus en el Perú. En su honor, los autores han denominado a la nueva especie con su nombre. La segunda, se presenta en forma de matas sueltas de 10 a 12 centímetros de diámetro, fue recién hallada el 2021 a 1.963 metros de altitud, creciendo junto a E. ostolazae y a otras especies.

 

Finalmente, Echeveria intiwayta fue hallada en 2016 por el ingeniero y fotógrafo aficionado de orquídeas Iván Payano Casachahua, creciendo sobre acantilados inaccesibles en la provincia de Concepción en Junín. Esta nueva suculenta, que parece una versión en miniatura de E. incaica, se desarrolla a partir de un tallo aéreo erguido y grueso, con hojas ovadas dispuestas en espiral y con una sola roseta en la punta. Su nombre se compone de las palabras quechua “Inti” y “Wayta”, que juntas significan flor del dios Sol.

 

Además, se suman a la flora de Huancavelica dos nuevos registros, las especies Sedum incarum y S. renzopalmae, que hasta ahora se conocían únicamente en el departamento de Lima.